Ir a la Página de InicioIr a la Página de Inicio

EL "REY MOMO" BAILÓ AL RITMO DE LOS REDONDOS

FECHAS:


LUGAR:
Montevideo, República Oriental del Uruguay

ESTADIO: "Centenario de Montevideo"

ESPECTADORES: Entre ambos días se calcula que suman entre 35000 y 38000 personas.


TEMAS:
Los 2 días interpretaron integro "MOMO SAMPLER", además de los superclásicos de siempre con las nuevas e interesantes relecturas que le dan con las maquinas que agrego la banda. Cambiaron un solo tema del domingo 22 que hicieron "Estás frito angelito ", suplido el lunes 23 por "Las increíbles andanzas del Capitán Buscapina".

CALIFICACIÓN:
Es sabido desde hace ya bastante tiempo que es imposible calificar numéricamente las actuaciones, pues con errores o aciertos siempre son soberbias. Eso queda para la prensa que no sabe de sentimientos, pero con el afán de ser objetivos y teniendo en cuenta el traslado y montaje para oficiar misa fuera del país no cabe más que otorgarles un 10.

LA CELEBRACION:
Primero que nada tenemos que destacar que el axioma tan añorado y celosamente respetado por la trouppe ricotera que dice: "solos y de noche", tuvo en el país vecino un cambio de palabras por motivos de una solicitud de la Secretaria de Cultura de Montevideo, para que se utilizaran artistas charruas como teloneros y asi fue que el axioma en esos dos conciertos en la R.O.U. paso a leerse así: "de noche y en compania".

Domingo 22 de Abril:


A las 19 hs. en punto arrancan con una bienvenida, más que nada eufórica porque para los de abajo se les acercaba la hora para poder ver al séquito del "REY". No obstante, los 15 a 20 minutos que "Tribu Mandril" (Teloneros para ese día) desplegó su arte sobre ese escenario, quizá nunca pensado por ellos, no solo por lo inmenso sino que deberían pensar que están compartiendo esas tarimas con el grupo independiente más grande del mundo. Y los mandriles pusieron los gobelinos y enfrentaron estoicamente a las bandas que inusualmente los aplaudieron, tibiamente, pero se llevaron el visto bueno de los desangelados y eso no lo recibe cualquiera. Apenas pasada la media hora las cuerdas vocales de unas 25000 personas estallan, al verse que de una Camioneta Blanca (no podemos nombrar marcas), de esas que generalmente se ven en ese Camino Centenario, camino a la ciudad que los vio nacer, emergen los melones del carro, para que después pisen las tablas los dueños del combo ricotero y empezar esa fiesta que se palpitaba desde hace tres o cuatro días entre mate y mate en la tranquila y mansa Montevideo. Al saludo de "HOLA PAISITO..." y al son de "Un ángel para tú soledad" arrancó la fiesta carnavalesca. Todo fue vivido con emoción por la ricotada, hasta que dentro de la poca verboragia que el Indio tiene en escena para los comentarios, salió de su corazón y dedico "Juguetes Perdidos" a la memoria de Walter Bulacio en el 10º Aniversario de su muerte, la cual fue acompañada por la masa y con la estupefacción de algunos yoruguas que no los empapaba el tema. En los finales como siempre los clásicos, terminando con el infaltable Ji Ji Ji que no provocó el pogo esperado debido a que el campo no estaba habilitado. Así se terminaba la primera jornada del Carnaval impuesto fuera de época por Los Redondos. Saludos de rigor y nos vemos mañana fue la despedida del Sr. Solari y su banda. Y de ahí partimos todos muy contentos a festejar el regalo que en el día de mi cumpleaños Nº 42 me habían obsequiado Los Redondos y mi sobrino CyberDuce, sabiendo que mañana seguía el jolgorio.

Lunes 23 de Abril:

Terminamos nuestra fiesta en el amanecer feriado de los botijas y con las calles vacías y algunas plazas y otros recónditos lugares que albergaban los sueños de muchos desangelados. Los diarios hablan del show, pero esta vez desde las portadas. Unos sobre el espectáculo ofrecido y todos los demás con el amarillismo de retratar y comentar sobre los incidentes. El grueso ricotero de argentinos ya había abandonado en la noche del 22 la tierra de los charruas. Unos pocos quedábamos para presenciar la última comparsa. Esta vez el ingreso fue con tranquilidad y con la policía más calma pero siempre expectante. Y así, unos minutos más tarde que el día anterior, entran en escena los teloneros "Sevelé", con su Rock Candombero. Pasado su set de alrededor de 20 minutos, surgieron los aplausos, pero esta vez, igual de tibios pero más de uruguayos. Media hora después vuelve a vibrar el Centenario (alrededor de 12000 personas) cuando se ve rodando en el campo la misma camioneta blanca por donde aparecerá el combo de "Solari / Beilinson".
Comienza el show, con los mismos temas del 22, y solo se cambia el tema comentado anteriormente y sobretodo con el pedido de auxilio que hacia el Indio para que los Redonditos de Abajo lo ayudaran con los temas pues el frió había golpeado duro su garganta. Como es común en él, fueron pocas las palabras dirigidas hacia nosotros y entre esas estuvo el agradecimiento que dio a los uruguayos por la onda con que fueron recibidos y por las dos noches de la mujer que nos parió que habían pasado. Agradecimiento que hacemos extensivos los Redonditos de Abajo. Bueno, ya rozando las 11 de la noche, la despedida fue definitiva. El estadio se fue quedando vacío y afuera como siempre las escaramuzas que no faltan con la poli, pero sin nada que pasara a mayores. Los verdaderos ricoteros nos deleitábamos con las cosas que había dicho el Indio, los temas que más nos habían pegado esos dos días y también que habíamos conseguido conquistar otra ciudad para su majestad el Rey Patricio, y con la promesa de que muy pronto volveremos a cruzar el Rio de la Plata, para disfrutar nuevamente del carnaval, pero ésta vez el río ya va a ser llamado "Río de la Ricota". Por lo tanto nos queda esperar el nuevo llamado para cruzarlo. Pero no desesperéis mi amada plebe, que sin dudas nos vamos a ver muy prontito para que nos deleitemos nuevamente y te puedas ver feliz con el "Rock and Roll del Pais". A brillar mis queridos...

Desarrollos psico-mentales: CyberTeddy.